Saltar al contenido
Guía de la isla de Formentera

Monumento a la Payesa de Formentera

No hace muchos años, habitaban en Formentera unas encantadoras señoras. Eran de estatura baja (para lo que estamos hoy acostumbrados), vestían de oscuro y una falda les llegaba hasta unos pies calzados con espardeñas de esparto. Su particular aspecto se completaba con un pañuelo con el que cubrían su cabeza y una larguísima trenza que les bajaba por la espalda. Hablamos, por supuesto, de las payesas.

Los habitantes de Formentera, igual que en Ibiza, estaban acostumbrados a vestir su indumentaria típica hasta bien entrado el siglo XX. La isla vivía su insularidad ajena a costumbres externas. Formentera no ha sido una tierra ‘rica’ hasta que los primeros turistas pusieron sus ojos en sus playas de agua azul. Hasta entonces, payeses y payesas vivían de lo que daba la tierra.

Una payesa ante un grupo de higueras
Una payesa ante un grupo de higueras

A pesar de la llegada de los hippies, las payesas siguieron vistiendo sus tradicionales trajes dando lugar a imágenes memorables. Poco a poco, la llegada de más turistas y los nuevos llegados a Formentera hicieron que las costumbres tradicionales se perdieran.

hippies formentera
Payesas y hippies en los años 60 en Formentera. Foto: Josep Soler Soler

Más allá del gusto estético, los diferentes componentes de la payesa destacan más por la pintura que por las dotes escultóricas del artista, la obra refleja una imagen habitual hasta hace pocas décadas. Hoy en día, las payesas más ancianas han desaparecido y queda poco de su icónica imagen.

payesa-pagesa-chica

¿Dónde está el monumento a la payesa?

Esta curiosa escultura se encuentra junto al restaurante Can Dani, en la carretera que une Sant Ferran y Es Caló. Este homenaje a la ‘dona pagesa‘ te espera sentada en una silla junto a un muro de piedra, observando como pasan los coches junto a una finca donde las enormes higueras soportan el sol de Formentera.

El monumento a la payesa es una obra sencilla pero refleja el cariño de los formenterenses por sus raíces.