El Pilar de la Mola

El Pilar de la Mola

El Pilar de la Mola es un pueblo de Formentera, que da nombre a una de las tres únicas parroquias de la isla (las otras son las de Sant Ferran y la de Sant Francesc).

El Pilar de la Mola se encuentra en la zona este de la isla, en el centro de una meseta más elevada que el resto de la isla. Esta meseta se encuentra rodeada de unos imponentes acantilados prácticamente de 90º que finalizan en el mar. Cerca de el pueblo de El Pilar de La Mola se encuentra el punto más alto de toda Formentera con 192 metros.

La Iglesia de El Pilar de La Mola durante las fiestas de octubre

La Iglesia de El Pilar de La Mola durante las fiestas de octubre

Para acceder a El Pilar de la Mola hay que tomar el único camino posible, a través de la carretera principal que inicia una pendiente a partir del pueblo de Es Caló de Sant Agustí. En la subida, el Mirador de Formentera es una parada obligada para disfrutar las vistas y la perspectiva de toda la isla.

¿Qué hacer en La Mola?

El pueblo de El Pilar ha sido tradicionalmente una mini-isla dentro de la misma Formentera. Debido a su situación sobre una península elevada, los habitantes de este pueblo eran escasos y se abastecían ellos mismos. Actualmente es palpable la gran cantidad de terreno cultivado que se encuentra alrededor del pueblo.

Una turista dejándose llevar por la magia del faro de La Mola

Una turista dejándose llevar por la magia del faro de La Mola

Las principales razones para dejarse caer por aquí son ver el fenomenal Faro de La Mola y dejarse sorprender por sus acantilados, comprar recuerdos en el original Mercadillo de La Mola y conocer un poco más a fondo la historia de la isla visitando el viejo molino de Es Molí Vell.

El Mercadillo Artesanal del Pilar de la Mola

Imagen parcial del mercadillo de La Mola

Imagen parcial del mercadillo de La Mola

El pueblo de El Pilar de la Mola no es muy grande ni cuenta con muchos habitantes, pero tiene gran cantidad de atractivos. Además del mencionado Mirador de Formentera, cabe destacar la celebración semanal del mercadillo artesanal. En este mercadillo de notable influencia hippie se ha hecho un esfuerzo por ofrecer artículos originales y de gran valor artístico. Es posible comprar algunas de las piezas únicas que se fabrican y venden exclusivamente en la isla de Formentera.

El Molí Vell de La Mola

La preciosa imagen del molino de La Mola

La preciosa imagen del molino de La Mola

Si seguimos la carretera que nos ha conducido hasta el pueblo de El Pilar de la Mola encontraremos algunas gratas sorpresas más: A mano derecha encontraremos un desvío a un camino que nos conduce al Molí Vell de La Mola. Merece la pena acercarse y visitar por dentro este antiguo y espectacular molino.

Si seguimos la carretera, disfrutaremos de un paisaje diferente al resto de la isla, ya que lo elevado de la zona provoca que El Pilar de la Mola tenga un clima más lluvioso que el resto de Formentera. Esto provoca que esta sea la zona predilecta de los agricultores, donde se produce el vino de la isla. Largos muros de piedra se encuentran bordeando la carretera para proteger las cosechas de los fuertes vientos que soplan en la zona, aunque afortunadamente remiten en verano.

Paisaje de Formentera

Paisaje de Formentera, de camino a El Faro de La Mola

El Faro de La Mola

El final de esta carretera no podía ser más idílico: el faro de La Mola. Un edificio situado justo al borde de un acantilado a casi 200 metros sobre el nivel del mar. Por supuesto, tenemos que recomendar esta visita a todo aquel que visite la isla de Formentera.

Faro de La Mola

La larga carretera con el faro en el horizonte

Cerca del faro, existe un monumento al escritor francés Julio Verne. Se trata de una muestra de reconocimiento de los habitantes de la isla hacia este autor, que situó en Formentera la acción de una de sus célebres novelas de fantasía científica: Héctor Servadac

Fiestas y tradiciones

En la madrugada de San Juan (24 de junio) es ya tradición esperar la salida del sol desde La Mola, ya que éste es el primer punto de la isla donde se puede ver el amanecer. También se espera su salida en el primer día del año. Las fiestas patronales se celebran el 12 de octubre, con misa solemne y una breve pero entrañable procesión en torno a la blanca parroquia. Como en Eivissa, las demostraciones de ball pagés no faltan, ni las orelletes (pasteles) o la frígola (licor dulce). Entre los actos y festejos es muy notable el concurso de «tirar a es gall», un juego de bolos tradicionales cuya recompensa final es la de un gallo. La competición se realiza en un camino polvoriento o en una explanada.

La parroquia de Nostra Senyora del Pilar celebra su fiesta el día 12 de octubre. Durante esa semana tienen lugar diferentes actos, en los que se promueve la cultura de Formentera.

El monumento dedicado a Julio Verne ante el Faro de La Mola

Rutas en La Mola

Desde este lugar pueden realizarse algunas caminatas muy agradables (aunque en pleno verano, bajo el ardiente sol, el calor puede hacerlas difícilmente soportables). Puede llegarse, por ejemplo, a la cima de Sa Talaiassa, que con sus 202 m es el lugar más elevado de la isla de Formentera, con vista panorámica sobre el paisaje ibicenco, rematado por la silueta del islote Es vedrá; S’Estufador (al sur de La Mola, por el llamado camí des Torrent Fondo) o al camino de Es Monestir, en dirección norte. Son senderos que penetran en las pequeñas parcelas agrícolas de La Mola y que permiten entender las dificultades que entrañaba en el pasado la vida rural entre tanta aridez.

Los itinerarios también pueden realizarse en bicicleta, algunos están señalizados precariamente y otros pueden consultarse en los folletos que ha editado el Ayuntamiento de Formentera y que se distribuyen en el quiosco u oficina de turismo de La Savina, el pequeño puerto de acceso a la isla. De hecho, la red de caminos rurales es intrincada y extensa, aunque cada camino es breve por la naturaleza de la pequeña dimensión de la isla. No se realizarán nunca, por tanto, excursiones agotadoras, sino todo lo contrario: son paseos relajados, que inmediatamente nos introducen en el corazón rural o marinero de la pequeña isla.

Un grupo de amigos descansa mirando el acantilado sobre el Faro de La Mola.

No es necesario recordar que el respeto a la propiedad, al ganado y a la naturaleza son condiciones inexcusables. Sólo este respeto ha permitido y permitirá mantener Formentera en ese estado casi idílico que puede apreciarse a las pocas horas de transitar por la isla. Acampar está prohibido. Hay que tener la precaución, en el caso de practicar el senderismo por Formentera, de llevar ropa ligera, calzado cómodo y resistente, sombrero para evitar insolaciones, gafas de sol y reserva de agua.

Los casaments (casas payesas) que iremos encontrando a lo largo de nuestro camino serán austeros, los vecinos discretos y amables: Formentera está salpicada de casas en parcelas de dimensiones modestas, encerradas por paredes de piedra seca, tanques.

¿Cómo llegar a El Pilar de la Mola?

En Formentera las distancias son tan cortas que, una vez acostumbrados a la isla, puede parecer que este pueblo se encuentra muy lejos. Sin embargo, los recién llegados se sorprenderán de la facilidad con la que se llega hasta ‘el pueblo más alejado de todo’ de Formentera.

Mi ubicación
Cómo llegar

El pueblo se encuentra en el extremo este de la isla, siguiendo la carretera principal de la isla. Debemos dirigirnos hacia Es Caló de Sant Agustí y subir la carretera hasta El Pilar de la Mola. Debido a esta subida, es la única población a la que no llegaremos fácilmente en bicicleta, ya que la pendiente de tres kilómetros puede hacerse dura si no estamos bien preparados.

Sant Ferran de ses Roques

Sant Ferran de ses Roques

Sant Ferran de ses Roques es el pueblo que se sitúa en el centro de Formentera. A apenas un par de kilómetros de la capital de la isla, Sant Francesc, y en el cruce entre las poblaciones de Sant Francesc, Es Pujols y el Pilar de la Mola, atravesado por la carretera principal que cruza la isla, la PM-820.

A pesar de que pueda parecer que se trata de un pueblo «de paso», Sant Ferran tiene un encanto una personalidad propia muy marcada. En los años 60 la presencia hippie en el pueblo fue notable y la mezcla de personas de diferentes procedencias ha sido una constante. Su bar más emblemático está situado cerca de la iglesia, la Fonda Pepe. Muchos artistas han pasado por San Fernando en las paredes cuelgan muestras de ello. Incluso cuenta la leyenda que artistas como Pink Floyd y Bob Dylan descansaron aquí.

fonda pepe sant ferran formentera

Sant Ferran de ses Roques (fiesta mayor el 30 de mayo) es un pequeño núcleo urbano sin ningún encanto aparente a primera vista. Su orientación es sobre todo turística y comercial. Sin embargo, si nos acercamos hasta aquí descubriremos un ambiente distentido. Es el encanto de los pequeños lugares.

La pequeña igleisa señala ya la diferencia con el resto de las parro-quias de las Pitiusas: es la más moderna (junto con la de Es Cubells, en Ibiza). Fue construida entre 1883 y 1889; además tiene una planta de cruz latina, única entre las iglesias de estas islas, y tejado con doble vertiente, también un caso excepcional. Su fachada es de arenisca vista, con poco encalado y destaca una espadaña en su fachada.

Cenando en una de las pizzerías de Sant Ferran de Formentera

Pero además de la Fonda Pepe, encontramos otros bares en Sant Ferran con mucho encanto en los que salir a cenar o a tomar algo. Encontramos algunas pizzerías y restaurantes de comida mediterránea de buena  calidad y a muy buen precio en un ambiente tranquilo.

El ambiente es continuo en las calles del pueblo. Una calle peatonal junto a la iglesia cruza Sant Ferran de Ses Roques. Durante las noches de sábado en verano aquí se instala un inspirador mercadillo artesano y las terrazas se abarrotan con locales y turistas cenando y tomando unas copas.

¿Qué hacer en Sant Ferran?

Aunque el pueblo de San Ferran no ofrece muchas más actividades que descansar en cualquier de sus terrazas, también hay que considerarlo como un excelente lugar para recorrer la isla. Esta población se encuentra en una situación cercana al centro geográfico de Formentera, por lo que podemos aprovechar parar realizar rutas desde aquí para conocer el norte y sur del istmo que separa las principales elevaciones de la isla.

En la base oeste del istmo se alza la torre de defensa del XVIII, llamada torre des Pi des Català. Cerca, porque en Formentera todo está próximo, se levantaron las aún no excesivas urbanizaciones de Vogamarí, Formentera Playa, las Dunas, y más allá, ya en el extremo del istmo, el complejo Maryland-Insotel y el hotel La Mola. Normalmente, estos núcleos son reducidos y sencillos, cuentan con generador eléctrico y desaladoras propias. El istmo tiene unos magníficos arenales en el sur, Es Arenals de Migjorn, donde el baño es posible literalmente en cualquier lugar: basta dejar la carretera principal y aparcar el coche o la bicicleta en un lugar que no invada el arenal ni dañe, la vegetación litoral.

migjorn

Impresionantes vistas desde el Mirador de La Mola al istmo de Formentera

La playa es larga, ancha, cuidada, de arenas finas y claras, con aguas poco profundas y transparentes hasta la delicia y el ensueño (no es ninguna hipérbole). El nudismo es lo habitual desde hace años. Pequeños bosques de sabinas o grandes ejemplares solitarios ofrecen un poco de sombra, en competencia con los diversos y populares chiringuitos que se suceden a lo largo de este tramo de bellísima costa.

Pasado Maryland, a pie por esta costa meridional se halla Es caló des Mort, un lugar encantador que tal vez ya fuera usado como pequeño refugio para embarcaciones en épocas muy antiguas. El castellum de Can Blai, con sus cinco bases de torre rodeando un rectángulo típico de campamento romano, no está lejos (señalizado en la carretera principal). Otra caleta, esta vez en el norte del istmo, recibe el nombre de Es caló de Sant Agustí. Mantiene un espléndido aire pintoresco con escars (casetas varadero de pescadores) típicos pese a algún que otro moderno edificio de apartamentos turísticos.

El norte del istmo que recorremos – tramo conocido como La Tramuntana o Es Carnatge – la costa es algo más irregular, con tramos de roca baja y, en la base occidental, con acantilados calizos que llegan a alcanzar los 50 m de altura: Es recó des forat. La punta Prima es también una zona rocosa y de acantilados donde se refugian y crían aves marinas: pardelas, petreles y gaviotas.

¿Dónde está Sant Ferran de Formentera?

Sant Ferran se encuentra en la carretera que viene de Sant Francesc (2,5 km) hacia La Mola, en el inicio del istmo de aproxi- madamente 8 km que une los dos promontorios extremos de la isla: el cap de Barbaria, desértico y erosionado, y La Mola, rematada por un faro solitario, digno escenario de un relato de Julio Verne.

Mi ubicación
Cómo llegar

Este pueblo es uno de los núcleos más céntricos de la isla, tanto por su ubicación geográfica como por sus buenas comunicaciones por carretera. Desde aquí te puedes dirigir en pocos minutos en línea recta hacia Sant Francesc, Es Pujols o Es Caló de Sant Agustí. A pesar de su buena situación, se trata de un pueblo no enfocado al turismo de manera exclusiva, como la cercana población de Es Pujols.

Sant Francesc de Formentera

Sant Francesc de Formentera

Sant Francesc Xavier de Formentera (San Francisco en castellano) es la capital de la isla de Formentera. En ella se concentran los edificios gubernamentales de la isla como el Consell de Formentera y la Iglesia de Sant Francesc. Sin embargo, no estamos en una gran ciudad: un pequeño pueblo que conserva todo el encanto mediterráneo en sus calles y comercios.

Se trata del mayor núcleo urbano de Formentera y el primer pueblo que nos encontramos siguiendo la carretera principal de la isla tras abandonar el Puerto de La Savina. A pesar de su reducido tamaño, con menos de 3.000 habitantes, es el núcleo de población más grande de Formentera. Sin embargo, durante el verano es uno de los lugares más agradables donde pasear, con un ambiente realmente encantador.

La iglesia de Sant Francesc preside el centro del pueblo

La iglesia de Sant Francesc preside el centro del pueblo

El centro de Sant Francesc de Formentera es la plaza de la iglesia, alrededor de la cual encontramos casas blancas, tiendas y restaurantes. La peculiar forma de la iglesia nos recuerda a un castillo viene motivada por motivos históricos: cuando se construyó, el templo servía tanto de lugar de oración como de refugio por los ataques piratas. Los muros gruesos del edificio y la fachada sobria dan la impresión de estar ante una fortaleza.

El Consell de Formentera y una de las terrazas del pueblo

El Consell de Formentera y una de las terrazas del pueblo

¿Qué hacer en Sant Francesc de Formentera?

Seguramente en tus vacaciones por Formentera acabarás pasando por su capital, tanto por motivos logísticos como puro ocio. Aquí encontrarás un punto de información turística, donde te conviene pasar a buscar algunos mapas para descubrir las mejores playas de la isla. Además, el mayor supermercado de la isla se encuentra en Sant Francesc, por lo que si te vas a alojar en un apartamento en Formentera, te conviene acercarte para hacer la compra de alimentos y todo lo necesario para tu estancia en la isla.

Detalle de la iglesia de Sant Francesc

Detalle de la iglesia de Sant Francesc

Pero además, en Sant Francesc hay un gran ambiente tanto de día como de noche. Durante el día, las terrazas ofrecen un aspecto estupendo para tomar una cervecita y admirar las pequeñas casitas de color blanco. Las calles presumen de limpieza y un ambiente encantador.Durante las noches, Sant Francesc de Formentera es un lugar con mucho ambiente en las calles cercanas a la iglesia, que marca el centro del pueblo. Muchos restaurantes ofrecen comida de calidad a buen precio y con un encanto especial.

Mercadillo de segunda mano en Sant Francesc

Mercadillo de segunda mano en Sant Francesc

Si lo tuyo son las compras, aquí también encontrarás tu lugar. El pueblo puede presumir de una selección de tiendas absolutamente original. Ropa y complementos hechos a mano son los mayores atractivos y son una excelente excusa para dejarse perder por las pequeñas calles del pueblo. Detrás de la iglesia se celebra un mercadillo de segunda mano los sábados por la mañana.

Fiestas y tradiciones

Las fiestas patronales se celebran el día 3 de diciembre en honor de San Francisco Javier y comprenden actos culturales y muestras de ball pagés. Más interesante es, el día 8 de agosto, la conmemoración de la conquista de la isla a los árabes por fuerzas catalanas en el siglo xIII, coincidente con la fiesta de Santa María de las Nieves. Además del baile tradicional, siempre admirable por su sencilla belleza y caracterizado por la insistente cadencia de las enormes castanyoles, es posible participar en una abierta competición de bolos de madera de enebro (tirar a es gall), cuyo premio consiste en un gallo vivo, y que se celebra en las afueras del conjunto urbano, en algún camino entre paredes de piedra y secos almendros.

Sólo los hombres participan. Las mujeres y los niños ven la competición sin aproximarse demasiado. La bola, un nudo de raíz de enebro, lanzada con fuerza y rebotada, podría causar daño.

iglesia sant francesc

Mujeres esperando en la puerta de la iglesia de Sant Francesc

Visitando los alrededores de Sant Francesc

La isla de Formentera constituye administrativamente un municipio único cuya capital es el núcleo urbano de Sant Francesc Xavier, también llamado Sant Francesc de Formentera. Es, por tanto, el centro neurálgico de la isla: aquí está, por ejemplo, la sede del Ayuntamiento, y aquí está la única gasolinera de la isla. Sant Francesc dista unos 3 km de La Savina, y un poco menos de Sant Ferran de ses Roques.

A unos 17 km está El Pilar de la Mola, en el promontorio oriental de la isla. La iglesia de Sant Francesc Xavier es encantadora y pintoresca, como si en ella se hubiera realizado un compendio de la singular arquitectura tradicional de las Pitiusas. Tiene, como todas, una sola nave rectangular, de tres tramos, y capillas laterales sobriamente decoradas. El aspecto exterior es el de un fortín, con sólidos muros destinados a resistir muy posibles ataques de la piratería turca, aún temida en los tiempos de su construcción, empezada en 1726 y terminada diez años después. Se sabe que tuvo artillería ligera.

La iglesia preside la Plaza Mayor del pequeño pueblo, donde se celebran demostraciones de ball pagés en las fiestas tradicionales, y ahora convive con algunos bares, comercios de comestibles y de souvenirs, y sucursales bancarias. La iglesia tiene un patio lateral con una gran cisterna para recoger el agua de la lluvia, tan escasa por otra parte en la isla. El agua se repartía, en tiempos de sequía, entre los vecinos. La sencilla espadaña señorea una fachada alta y sin adornos ni grandes ventanas, sólo un ventanuco redondo. También en Sant Francesc se encuentra Sa Tanca Vella, un primitivo templo cristiano del siglo XIV, con pequeña nave única y cubierta con bóveda de cañón. Ha sido restaurada recientemente.

cala saona Formentera

Aspecto de la orilla de Cala Saona

Cala Saona (a unos 6 km) es una playa no muy grande, pero muy familiar, frecuentada por el turismo y por los vecinos, ideal para familias con niños. En el camino se penetra en lo más esencial de Formentera: su paisaje rural detenido en el tiempo. Higueras, corderos siempre acalorados y sedientos que buscan la sombra en paredes y árboles, pequeñas casas de mares, sencillas muestras de la arquitectura popular pitiusa, caminos polvorientos, incluso puede verse aún alguna mujer vestida con el típico traje negro, tocada de pañuelo oscuro y sombrero de paja, huyendo del sol. Hay torres de viejos molinos harineros recortados en alguna suave loma.

A unos 7 km de Sant Francesc, hacia el suroeste, se encuentra el cap de Barbaria, el paraje más desolado, sin duda, de las Baleares. Se trata de un promontorio solitario y deshabitado con alguna altura destacable en la isla: el puig Guillem (107 m). El paisaje del cap de Barbaria es de una aridez casi absoluta: sólo romero y algunos endemismos locales en forma de cojinetes de tallos revueltos y hojas en forma de espina resisten las duras condiciones ambientales: insolación extrema, sequía constante, escasez de suelo fértil, vientos salinos debido a la cercanía del mar. En el extremo del cabo se halla Es Pla del Rei, lo que antes fuera un denso bosque de pinos y sabinas de los que sólo quedan ejemplares achaparrados y tocones, pues fue talado implacablemente en la primera mitad del siglo pasado.

Un edificio de Sant Francesc de Formentera

Un edificio de Sant Francesc de Formentera

Disimulados en el roquedal existen tres yacimientos arqueológicos, protegidos entre rejas, de los primeros pobladores estables de la isla; se trata de varios solares de establecimientos megalíticos muy destruidos por el paso del tiempo, con grandes lajas de piedra caliza y arenisca. El lugar se halla frente a un horizonte marino infinito, sólo cruzado por embarcaciones, delfines y aves marinas. Los acantilados alcanzan en algún lugar los 100 metros de altura. Jaras, lentiscos sometidos al viento y sencillos tomillos (frigoles) perfuman el ambiente donde corretean las lagartijas asustadas por el vuelo de las gaviotas o de algún cernícalo solitario.

A diez minutos a pie del faro, hacia levante, se alza la torre des Garroveret, una atalaya de defensa costera. El halcón peregrino puede cazar palomas salvajes en los acantilados y buscar refugio en los brevísimos cauces resecos de torrentes que sólo vierten agua al mar, a veces en cascada, en los raros días de lluvia de Formentera. Uno de estos torrentes, a poniente del faro, se abre en una cueva al nivel del suelo desnudo: Sa Cova Foradada. El sendero, marcado en las rocas, a la derecha del recinto del faro mirando al mar, por los pasos de otros muchos visitantes, conduce al lugar que se asoma vertiginosamente al acantilado. África no está lejos. Se dice que en días de claridad especial se divisa desde es Garroveret la costa norte de este continente.

torre des garroveret

La Torre des Garroveret, se encuentrada situada a poca distancia de El Faro des Cap de Barbaria

¿Cómo llegar a Sant Francesc Xavier, la capital de Formentera?

No es especialmente difícil llegar hasta esta población. Si seguimos la carretera principal de la isla una vez salimos del puerto de llegada, encontraremos el pueblo tras circular unos 3 kilómetros.

Mi ubicación
Cómo llegar

Moverse por Formentera es realmente fácil. Sant Francesc de Formentera es uno de los grandes lazos de comunicación de las carreteras. Desde aquí se puede llegar al Puerto de La Savina, a Cap de Barbaria y a Sant Ferran.

Es Pujols

Es Pujols

Es Pujols es una localidad situada al norte de Formentera, junto a una playa. Es el pueblo que ofrece mayores facilidades para el alojamiento en toda la isla, con multitud de restaurantes y apartamentos y hoteles a precios más asequibles.

Si vas a venir de vacaciones a Formentera con un presupuesto ajustado, una de tus primeras opciones para pasar la noche debería ser en el pueblo de Es Pujols. Situado en una zona céntrica dentro de la isla, tiene muchas opciones baratas para el alojamiento, incluyendo hoteles y apartamentos. Además, cuenta con una envidiable selección de restaurantes, con predominio de la cocina italiana, y de bares donde pasar una noche divertida.

Es Pujols cuenta con una playa de ensueño

Es Pujols cuenta con una playa de ensueño

A pesar de ser el único pueblo 100% turístico de la isla de Formentera, se trata de un lugar muy agradable en el que podrás tener todos los servicios que puedas necesitar al alcance de tu mano. No en vano, la mayoría de visitantes de Formentera eligen Es Pujols para alojarse, ya que es la opción más cómoda y ecónomica de la isla.

A pesar de ser un pueblo turístico, aún se mantienen las tradicionales casetas para los barcos de pesca.

A pesar de ser un pueblo turístico, aún se mantienen las tradicionales casetas para los barcos de pesca.

El pueblo se encuentra junto al mar, y su playa de arena blanca es un excelente lugar donde descansar. Bonitas vistas y tranquilidad es lo que se puede encontrar en esta playa, que sin embargo no goza de la intimidad de otras playas de la isla.

Sin embargo, resulta un lugar agradable y encantador. Junto a la costa hay un pequeño paseo para caminar junto al mar. Aquí en las terrazas se sirven desayunos, comidas y cenas donde podemos disfrutar de vistas privilegiadas. Por la noche, el paseo se ve ocupado por los puestos de un pequeño mercadillo nocturno.

La playa de Es Pujols es cómoda y accesible

La playa de Es Pujols es cómoda y accesible

Con el amplio número de actividades que se pueden realizar tanto de día como de noche, no cabe duda que que el ambiente es especial en los meses más cálidos del año. Hay mucho movimiento entre bares, restaurantes y el mercadillo, por lo que si acudes a este lugar de Formentera ¡no te arrepentirás!

Una turista fotografía el paisaje de la zona.

Una turista fotografía el paisaje de la zona.

¿Cómo llegar a Es Pujols?

Es Pujols se encuentra en el norte de la isla, relativamente cerca de Illetes (una de las mejores playas de Formentera). Puedes llegar en 10 minutos desde el puerto de La Savina por la carretera que bordea el Estany Pudent.

Mi ubicación
Cómo llegar

El pueblo también se encuentra comunicado con el pueblo de Sant Ferran.

Es Caló de Sant Agustí

Es Caló de Sant Agustí

Es Caló de Sant Agustí, conocido simplemente como Es Caló, es un pequeño pueblo que encontramos en la isla de Formentera. Lo encontramos fácilmente cuando nos dirigimos por la carretera principal de la isla hacia El Pilar de la Mola.

Es Caló es un núcleo que se ha formado entorno a la costa, donde se encuentran algunos preciosos y rudimentarios embarcaderos, aún usados por los pescadores. Este embarcadero era utilizado como puerto para el transporte de mercancías y personas por los habitantes tanto de este pueblo como de La Mola.

Las puertas de Es Caló de Sant Agustí adoptan el color azul del mar de Formentera

Las puertas de Es Caló de Sant Agustí adoptan el color azul del mar de Formentera

Aunque actualmente, Es Caló de Sant Agustí apenas supere el medio millar de habitantes, es uno de los puntos con una esencia más auténtica de la belleza mediterránea de Formentera. Sus casitas blancas de pescadores, el pequeño embarcadero natural o el restaurante de la zona son uno de los lugares más bonitos donde parar a descansar.

Playas de Es Caló de Sant Agustí

El entorno del pueblo está formado por bosques de pinos, aunque lo que realmente llama la atención es el litoral. Unas bonitas pasarelas de madera que ayudan a conservar el paisaje de dunas alrededor de la playa, nos acercan a una de las playas más bonitas de Formentera.

Playa de Es Caló de Sant Agustí

Playa de Es Caló de Sant Agustí

El color azul del mar es mucho más bonito que en cualquiera de las fotos que hemos visto en los catálogos y anuncios. La playa de Es Caló de Sant Agustí es simplemente perfecta, lo que todos esperamos cuando ponemos un pie en una isla como Formentera.

Puerto de Es Caló de Sant Agustí, usado en la actualidad por los pescadores de la zona.

Puerto de Es Caló de Sant Agustí, usado en la actualidad por los pescadores de la zona.

Por si fuera poco, en Es Caló también hay opciones de alojamiento, entre la que destaca el Hostal Rafalet, que también cuenta con un restaurante del mismo nombre, donde saborear el plato estrella de Formentera: el bullit de peix.

¿Cómo llegar a Es Caló de Formentera?

Este pequeño pueblo se encuentra en la costa norte de la isla. Si nos dirigimos hacia La Mola, deberemos girar a la izquierda justo antes de comenzar la subida a La Mola. El nombre del pueblo está muy bien señalado.

Mi ubicación
Cómo llegar

El único inconveniente de esta zona es que está expuesta a los vientos de oeste y norte, por lo que en ocasiones las olas azotan con fuerza la costa. Incluso aunque el mar esté aparentemente en calma, la corriente se puede dejar notar. Si notamos estos fenómenos la solución es muy sencilla: en 5 minutos podemos estar en una playa del sur de la isla cruzando la carretera principal de Formentera. Ventajas de una pequeña gran isla.

Un día en Formentera

Un día en Formentera

Muchos turistas que visitan Ibiza aprovechan para hacer una excursión para ver en un día la isla de Formentera. Realmente es algo que merece la pena hacer, ya que a tan solo media hora en ferry verás una isla con una paisaje totalmente diferente y unas playas increíblemente bellas.

¿Cuánto cuesta una excursión de un día en Formentera?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el transporte hasta la isla . La ida y vuelta en ferry a Formentera te puede salir por aproximadamente 20 euros por persona (10 para niños). 

Otro punto muy importante a tener en cuenta es el transporte para moverte en Formentera. Nuestro consejo es descartar por completo la bicicleta, ya que en apenas un día no te dará tiempo a ver nada. Depende de las personas que hagáis la excursión, os saldrá más barato una moto o un coche, aunque es mucho más cómodo moverse y encontrar un hueco para aparcar una moto.

Formentera

Aunque solo estés un día en Formentera, te dará a tiempo a ver playas increibles

El precio de los restaurantes y bares de Formentera suelen ser lo normal en sitios turísticos de primer nivel, sin llegar a ser excesivos. Eso sí, recomendamos probar alguno de los platos locales, como el delicioso bullit de peix.

¿Qué se puede ver en un día en Formentera?

Te proponemos la buena ruta para pasar un día en Formentera sin perderte ningún detalle:

Tras salir de Ibiza, en poco más de media hora llegarás al puerto de La Savina, en Formentera. Una vez allí, puedes alquilar una moto o un coche para empezar la excursión. 

La primera parada antes de que haga demasiado calor, será el Faro de la Mola en la punta más alejada de la isla de Formentera. Se trata de un faro situado en lo alto de un acantilado de casi 200 metros, con unas vistas increibles al mar. De vuelta, podemos parar en el Mirador de Formentera para hacer una de las fotos más características de la isla.

Nuestra excursión de un día en Formentera tiene un claro objetivo: visitar las playas de esta paradisiaca isla. Es imposible verlas todas el mismo día pero nos atrevemos a recomendarte tres. Bajando de el Faro de la Mola llegarás a Es Caló de Sant Agustí, con un agua increiblemente azul. Si por culpa del oleaje el mar estuviese movido, puedes ir a la Playa de Migjorn, que es la que ocupa todo el extremo sur de Formentera.

Por supuesto, hay que destacar la visita casi obligatoria a la playa de Illetes, en la punta norte de la Formentera. Está situada en un Parque Natural, por lo que acceder al mismo con tu vehículo deberás abonar una cantidad simbólica en concepto de protección del parque. En cualquiera de las playas de Formentera hay muy buenos restaurantes donde probar un buen arroz o un pescado al lado del mar.

Un dia en Formentera

El faro de Cap de Barbaria, un sitio perfecto para acabar nuestro día en Formentera

Nuestra excursión de un día en Formentera no acaba aquí, puesto que aún queda por ver la puesta de sol. Los mejores lugares para ver este espectáculo natural son Cala Saona, o el imponente y famoso faro de Es Cap de Barbaria. ¡Seguramente después de un día tan entretenido, pienses que el día se te ha hecho muy corto!

Solo nos queda volver a puerto y regresar a Ibiza. Esta es nuestra propuesta de excursión de un día en Formentera, pero or supuesto hay muchísimas más cosas que ver y hacer en la isla que te quedarán pendientes… ¿hasta las próximas vacaciones, quizás?

Nuestro último consejo es que te protejas del sol con crema solar y sombrero todo lo que puedas. La arena blanca de las playas de la isla de Formentera, la sal y el tiempo que pases debajo del sol en tu moto pueden provocarte serias quemaduras si no estás prevenido.

 

La Savina: El Puerto de Formentera

La Savina: El Puerto de Formentera

La Savina es el nombre del puerto de Formentera y del núcleo urbano que se ha formado junto a él. Se trata del único punto de acceso a la isla y por lo tanto un lugar de paso obligado para todo los visitantes.

Desde La Savina se puede ver en el horizonte la silueta de la vecina isla de Ibiza, desde la cual zarpan cada día diferentes ferrys hacia Formentera. Nada más poner un pie en el puerto nos daremos cuenta de que hemos entrado en un lugar totalmente diferente: un ambiente relajado y tranquilo, no hay prisa…

Hay numerosos barcos que cubren diariamente la ruta desde Ibiza hasta el puerto de La Savina, puedes comprar un billete para el barco a Formentera en nuestra web con total confianza.

El ferry llegando al Puerto de La Savina en Formentera

El ferry llegando al Puerto de La Savina en Formentera

¿Qué hacer en La Savina?

En Formentera apenas encontrarás seis núcleos de población, y La Savina es uno de ellos. Aquí pondrás un pie a tu llegada y a tu salida, pero este pueblo tiene algunos atractivos más que invitan a quedarse.

Sería un error pensar que La Savina es solo un puerto de paso. Alrededor del muelle encontrarás un buen número de restaurantes, hoteles y apartamentos, ¡todos ellos con vistas al mar! Sin duda todos ellos pueden ser una excelente opción si buscamos la comodidad nada más llegar a la isla.

Vista general del La Savina al atardecer

Vista general del La Savina al atardecer

Aunque no puede presumir del encanto de Sant Francesc o Sant Ferran, el ambiente que se respira aquí siempre es acogedor. Comer o cenar con vistas al mar, y con Ibiza al fondo, es un buen plan en este rincón de Formentera.

Servicios del Puerto de Formentera

Como único punto de entrada a Formentera, La Savina dispone de todo tipo de servicios y comodidades para darte la bienvenida. Hay una parada de taxis y otra de autobuses que recorre toda la isla. Pero lo que más te sorprenderá a buen seguro es el número de oficinas de alquiler de coches, alquiler de motos y alquiler de bicicletas.

Pasear por el muelle viendo los barcos es una de las atracciones más curiosas de La Savina

Pasear por el muelle viendo los barcos es una de las atracciones más curiosas de La Savina

La oferta es muy amplia, por lo que dependiendo del tipo de vacaciones que quieras disfrutar, solo te queda elegir el vehículo para recorrer Formentera. Pero antes de dejar La Savina, te conviene saber…

¿Cómo llegar al Puerto de la Savina?

Sin ninguna duda, se trata de uno del núcleo de Formentera más visitado por las razonas obvias que hemos explicado. Sin embargo, es posible que te preguntes de qué manera está comunicado el puerto con el resto de pueblos de la isla.

Mi ubicación
Cómo llegar

Desde La Savina sale una carretera que une con Sant Francesc, la capital de la isla. Otra carretera que se desvía a la izquierda, nada más abandonar el pueblo, y que bordea el Estany Pudent conduce al núcleo turístico de Es Pujols.