Transporte en Formentera

Formentera es una isla en el término más literal de la palabra. Se encuentra mucho más aislada que el resto de las Islas Baleares ya que solo se puede acceder a ella en barco.

Durante todo el año, barcos zarpan desde Ibiza a Formentera con una frecuencia regular de varias veces al día, lo que constituye el único medio de transporte y abastecimiento de la menor de las islas.

Por otra parte nada más llegar a Formentera, nos damos cuenta de que las infraestructuras son escasas pero más que suficientes: pequeñas carreteras de un carril por sentido por las que nos podemos desplazar cómodamente recorriendo pueblos y calas. Como curiosidad, en toda la isla de Formentera no hay ni un solo semáforo.

Las autoridades de Formentera son conscientes de que su aislamiento es su mayor virtud, ya que las relativas dificultades para la llegada del turismo de masas a Formentera han provocado su fantástica e idílica posición de esta isla en el Mediterráneo. No en vano, se considera a esta isla como una auténtica joya del Mediterráneo, tanto como por sus playas como por lo cuidado del interior de la isla. Es por ello que se hace un llamamiento a la responsabilidad y la preservación del medio ambiente de la isla de Formentera.