Cala Saona

Cala Saona es una playa que se encuentra al este de la isla de Formentera. Situada en una pequeña bahía protegida de los vientos, en Cala Saona se puede disfrutar de los deportes acuáticos y de un buen baño. Sin embargo, esta playa también cuenta con una particularidad importante: es una de las pocas playas orientadas al oeste.

Sin duda una de las grandes fortunas de Cala Saona es su situación ya que es una de las pocas playas, junto a Illetes, desde las que se puede disfrutar de la puesta de sol en Formentera desde la arena. Cuenta además con algunos bares desde los que tomar algo a la vez que disfrutamos de este espectáculo que nos ofrece el mar Mediterráneo.

Aspecto de la orilla de Cala Saona

Aspecto de la orilla de Cala Saona

El entorno de Cala Saona – erróneamente también conocida como Cala Sahona – también es típicamente mediterráneo. A pesar de la construcción de hoteles y restaurantes que ofrecen servicios a los diferentes, el ambiente aún respira la esencia de la isla. Se accede a la cala por un encantador camino entre bosques de pinos y muros de piedra típicamente mediterráneos. Para proteger el sistema dunar de la playa se ha instalado una extensa pasarela de madera.

Una pasarela de madera sirve para sortear y proteger el sistema dunar de la playa.

Una pasarela de madera sirve para sortear y proteger el sistema dunar de la playa.

Las casetas de pescadores entre las rocas que delimitan la cala son otro signo característico de la playa. Además de los bares de la zona, Cala Saona tiene servicio de alquiler de hamacas, aprovechando la amplia zona de arena existente. En el acceso a la cala, encontramos también una pequeña oferta hotelera, una excelente opción para el alojamiento en Formentera por su tranquilidad.

Una de las casetas de pescadores que se encuentran en la playa.

Una de las casetas de pescadores que se encuentran en la playa.

El extenso arenal que se encuentra entre la pasarela de madera y la orilla del mar ofrece múltiples posibilidades. Es habitual que se disputen improvisados partidos de fútbol o de voley-playa aprovechando el amplio espacio disponible.

El sol cayendo en el horizonte de Cala Saona

Una pareja observa como el sol  cae en el horizonte de Cala Saona

Aunque tal y como hemos comentado, el punto fuerte de Cala Saona es poder ver la puesta de sol de la que se disfruta al atardecer. Los acantilados que se rodean la cala se tornan rojizos conforme el sol desciende sobre la línea del horizonte. Apenas un par de imágenes basta para darse cuenta de la belleza del momento y de las múltiples tonalidades que toma el cielo en este punto de Formentera.

Un grupo de amigos se despide de la playa.

Un grupo de amigos se despide de la playa.

¿Cómo llegar a Cala Saona?

Desde Sant Francesc, debemos dirigirnos hacia La Mola. A medio camino, nos encontraremos un desvío a la derecha que indicará el camino hacia Cala Saona. Tras recorrer una carretera serpenteante llegaremos hasta la playa. En temporada fácil no será tarea sencilla encontrar un aparcamiento.

El acceso a la playa se realiza por una larga pasarela de madera que cruza unas dunas. La pasarela finaliza en un extenso arenal que debemos recorrer para alcanzar la orilla.